La receta de la Austeridad: ¡¡Y vuelta la mula al trigo!!

El candidato Rajoy nos habla de austeridad, pero no esta solo. La canciller Alemana, Angela Merkel,  ha convencido a los países Europeos de la verdad de perogrullo: No se puede gastar permanentemente más dinero del que se ingresa.

¡Ole!..¡¡hemos necesitado una crisis mundial de caballo para comprender una verdad que comprende cualquier ama de casa!! .. pues menos mal que ya lo han entendido..¿y lo siguiente que va a ser? ¿la rueda?…¿la vamos a volver a descubrir?…hay que ver lo eficaz que es el pánico en extender lo que un conocido mio argentino llama “la taradez”…como dice mi amigo, “..de pronto te aparecen superpoderes para la taradez”, que dicho con acento argentino es como para deshuevarse (descojonarse, que diria Perez Reverte, pero como yo no soy Arturo no tengo licencia para decir palabrotas y que me queden bien… así que lo dejo en deshuevarse..)…

En fin, volviendo a lo que nos importa: que hemos tardado cuatro años en entender que por mas que insistamos , dos mas dos es cuatro, y no va a ser cinco, y por tanto no se puede gastar mas de lo que se ingresa de manera persistente.

Pues espero que no tardemos otros cuatro en darnos cuenta de que con austeridad no salimos de esta. Como se suele decir en las ciencias matemáticas, la austeridad es condición necesaria pero no suficiente. En efecto, hemos de aplicar la receta de austeridad, pero la austeridad, por si sola, solo generará una contracción de la actividad económica, pues supondrá “recortar” gastos que, aunque innecesarios desde el punto de vista de la Administración Pública, no obstante, suponían un trasvase de ingresos a otros actores económicos (funcionarios/empleados de las empresas y administraciones publicas, proveedores, etc…), que ahora ya no se producirá.

Por tanto, la austeridad per se saneará las cuentas, pero será como aquel contable que tomo el mando de una compañía en problemas y redujo el gasto prácticamente a cero, quitando la calefacción, la luz, etc…  ¿saben lo que paso?….pues que la compañía quebró, porque no se podía trabajar, no había medios suficientes, y la productividad cayo en picado.

Obviamente, entiendo y asumo que nuestros gobernantes no serán tan “ineptos” como para reducir el gasto corriente en aquellas partidas que son “criticas” no ya para el funcionamiento de la Administración, sino para el funcionamiento de la economía española en su conjunto. Pero es que además necesitamos aumentar nuestros ingresos, y esto solo es posible por la vía de la competitividad. Y es que (lo llevo diciendo cuatro años, y parece que no se entiende, así que lo voy a escribir en letras mayúsculas a ver si se entera alguien..):

 ¡¡LA COMPETITIVIDAD ESPAÑOLA ES UNA CACA!!!
 
Señores empresarios, que tanto se piensan si pedir al gobierno que suba los impuestos de los ricos o no…por favor, déjense ya de estupideces soberanas, y vamos al turron.
Las empresas, al igual que las economías en su conjunto, como todos ustedes saben, son equilibrios dinámicos. No se pueden ajustar solo por un lado (los gastos), porque si reducimos el gasto también reducimos las transferencias de capital, y lo que para nosotros es menos gasto, para nuestro proveedor es menos ingreso, lo cual produce una reacción en cadena (todo el mundo gasta menos y menos) que al final llega a ese consumidor que le compra a usted y que, como también reduce gastos, hace que se reduzcan sus ventas, con lo cual usted vuelve a reducir el gasto…hasta que solo queden usted y su contable bajo una lamentable bombilla amarillenta, preguntándose como hemos podido llegar  a este punto!!…
Hemos de reducir gasto a nivel nacional, en el conjunto de las Administraciones públicas, en todo aquello que no sea critico. Este gesto ya ha sido realizado por la mayoría de las empresas desde hace cuatro años. Ahora lo que les toca a las empresas es andar el camino de la productividad y la competitividad. Y ojo, que bajar los costes de despido o de seguridad social no es la panacea!!…es un modo de conseguir por la via rápida lo que tenemos que lograr vía cultura empresarial.
Pagar menos en concepto de despido o de seguridad social, manteniendo “empleados” que siguen sin producir adecuadamente, sin ser competitivos, es ganar falsa competitividad a costa del estado, esto es, a costa del contribuyente. Eso es pan para hoy y hambre para mañana. No, se trata de hacer crecer a nuestros co-trabajadores, o mejor aun, a nuestros colegas profesionales, porque en realidad los empleados son “colegas” de profesión, (y así es como tendríamos que empezar a tratarlos de una puñetera vez) y se merecen tener la posibilidad y la responsabilidad de crecer profesionalmente y de responsabilizarse de los resultados de sus acciones.
Se trata de pasar de tener empleados a tener “colegas”. Se trata de pasar de ser “dueños” a ser gestores, desarrolladores, e inversores. Se trata de intentar hacer, en la medida de lo posible, lo que hacen aquellos que triunfan en el mercado, en lugar de pensar, como suele hacer el españolito de a pie, y los empresarios no son distintos en cuanto a esta cultura patria, que somos mas listos que nadie y que ya lo sabemos todo..se trata, en definitiva, señores, de ser un poco mas humildes y procurar “aprender” de este gigantesco batacazo que nos hemos dado. Y si alguno de esos empresarios que se llaman a si mismos “grandes empresarios” se molesta en leer este humilde blog de una pequeña y humilde empresa, que no se olvide de que si se rie con aires de autosuficiencia y sigue pensando que el si que lo sabe todo, y que a el o a ella este tipo de crisis no le va a afectar nunca, que se vaya preparando, porque antes o después, cuando se golpea al perro, el perro termina mordiendo, y cuando lo hace, suelta toda la rabia contenida.
Por tanto se trata de desarrollar competitividad, y para ello, hay que desarrollar personas y cambiar organizaciones y estilos de gestion.
Poniéndolo blanco sobre negro:
Desarrollo de Personas+Desarrollo de Organizaciones que aprenden+Orientación al cliente=Creatividad+Innovación=Aumento de Competitividad. 
Estamos claramente llegando a un límite muy serio. Nadie, y digo nadie podrá aguantar una segunda recesión sin haber, ni siquiera, comenzado a salir de la primera. Si no cambiamos nuestra forma de gestionar, nuestro estilo de management, si no educamos en una cultura de mejora, de búsqueda de competitividad, de trabajo bien hecho, y de orientación al cliente, dentro de muy poco estaremos todos como después de la guerra civil: en un sótano gris y sucio, bajo una bombilla amarillenta, preguntándonos como es posible que hayamos llegado a ese punto. Y alguien podrá decir, con toda razón: ¿No había que ser austeros?.. ¡Vuelta la mula al trigo!!!..y ese día, quizá, cansado de repetir una y otra vez los mismos errores, el perro decida morder.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Ir arriba