Evita el Agotamiento: El método Pomodoro

El Método Pomodoro es una técnica que permite administrar el tiempo de manera eficaz, lo que asegura productividad y organización.

Y te estarás preguntando, ¿por qué se llama así?

Para ponerte en contexto sobre el método: fue ideado por el italiano Francesco Cirillo en los 80, para aumentar su productividad mientras estudiaba en la universidad. Sí, en los años 80 y aún es un método muy apreciado en muchas partes del mundo por lo innovador que es para la mente y el cuerpo.

{{cta(‘319f1432-aae4-4f82-bc41-0969f420ec2e’,’justifyright’)}}

Debe su nombre al uso de un pequeño temporizador o reloj de cocina, de esos que puedes girar el dial, y que por casualidad tenía forma de tomate, (y pomodoro en italiano significa tomate).

 

Método pomodoro: Fracciones de 25 minutos

Cada “Pomodoro” equivale a 25 minutos. Es decir, la fracción del tiempo con la que vamos a trabajar.

Cirillo creó el método para implementar una forma de estudiar que le permitiera mejorar su concentración todo el tiempo que fuese posible, sin llegar al agotamiento físico y mental. Además, este sistema le permitiría terminar sus trabajos con una alta calidad, lo cual suponía la necesidad de usar sus recursos (el tiempo) con el mejor rendimiento posible. Es decir, ¡ser productivo!

 

¿Cómo funciona?

 

El Método Pomodoro funciona dividiendo el tiempo en fracciones de minutos, como ya dijimos anteriormente, exactamente en 25 minutos para realizar cada actividad o tarea en el lugar de trabajo. Y quizás te parezca un poco extraño que se pueda cumplir una tarea en tan poco tiempo; pues, la verdad es que esa fracción de tiempo es la que te permitirá avanzar, detenerte, descansar y continuar.

El método es tan sencillo que solo necesitarás de un reloj convencional o una alarma. Aunque se recomienda un reloj tradicional, puedes hacer uso de un cronómetro digital o el teléfono.

 

5 Pasos para desarrollar el Método Pomodoro

 

1. Elección de las tareas: Como primer paso necesitarás dividir o anotar en una lista las tareas que vas a realizar durante el día para que puedas visualizar tus metas. Es muy importante que las tareas de esa lista sean alcanzables durante la jornada y si aún no estás seguro, entonces el método pomodoro te permitirá saber si necesitas más de un día para lograrlo.

Una vez establecidas las tareas, necesitas darle prioridad a cada una para elegir por cuál vas a empezar, así evitarás que te veas envuelto en tres o cinco tareas al mismo tiempo.

2. Programación del tiempo: Y el tiempo que vas a programar es de un pomodoro (25 minutos). Algunos recomiendan un temporizador físico para predisponerte a que tengas que apagarlo y así ayudar al cerebro a estar más concentrado, sin distracciones digitales como los móviles.

Ahora bien, si lo prefieres puedes usar una app o cronómetro digital (que generalmente vienen pre instalados en el teléfono). En el caso de las aplicaciones o páginas, podemos recomendarte una denominada Tomato Timer, un sitio web desarrollado para poner en práctica el método, donde podrás programar los 25 minutos, el tiempo de descanso corto y el tiempo de descanso largo.

En Play Store de Android y App Store de iOS también existen apps exclusivas del método. Una es Focus To-Do. En el caso de iOS existe Tomato Timer; además de ofrecer una interfaz bastante amigable.

Así que como ves, no hay excusas para no cumplir con este paso y ser organizados a la hora de programar el tiempo.

3. Trabajo concentrado: Una vez que inicie el tiempo, se trabaja de forma intensiva hasta que suene la alarma. Cuando suene la alarma se marca una X en la lista que hiciste, sobre la tarea que se ha cumplido con un pomodoro (así te das cuenta el tiempo invertido en una tarea)

4. Pausa de 5 minutos: Cuando se haya cumplido con el primer pomodoro se descansa unos 5 minutos aproximadamente antes de iniciar otro. Durante esos 5 minutos, eres libre de hacer lo que quieras como tomarte un café, hablar con amigos o compañeros, escuchar música, ver tus redes sociales… entre otros, la idea es que te relajes en ese tiempo.
5. Se inicia de nuevo el proceso hasta alcanzar 4 pomodoros: Cuando finalice el descanso corto, empiezas con un nuevo proceso y así hasta completar en tu lista 4 X, lo que significa que cumpliste con 4 pomodoros. Es decir, que transcurrido ese tiempo habrás completado unas 2 horas.

Al completar este ciclo es momento de tomar un descanso más prolongado por unos 15 a 30 minutos, donde podrás descansar y relajar tu mente con otras cosas. Es importante que no pienses en la tarea que estás haciendo durante tu descanso para que el cerebro pueda tomarse ese “break”. Ese tiempo también dependerá de la urgencia o el trabajo acumulado que tengas.

ciclo-pomodoro

 

Beneficios del método pomodoro

 

Como habrás notado, el método pomodoro requiere mucha disciplina. Y sobre todo ser sincero con la capacidad de tareas que estamos dispuestos a asumir durante una jornada.

El incremento de la productividad ha sido uno de los puntos a favor de este método, ya que pretende establecer “horarios fijos” de trabajo y descanso.

Algunas personas han expresado su satisfacción porque los impulsa a planificarse y organizar las ideas para realizar un trabajo completo de sus proyectos.

Otra de las ventajas de este método es que cuando suena la alarma o se acaba el tiempo, el cerebro lo relaciona como un “logro” o momento de “relajación” por lo que ayudará a recargar baterías.

El método y el resultado al principio puede parecer un poco difícil de lograr, pero acostumbrando a la mente a estos tiempos se pueden lograr excelentes resultados.

 

¿A quién va dirigido?

 

Si bien existen otros métodos que también puedes consultar en nuestro blog para productividad y organización del tiempo, el método pomodoro está hecho para personas que puedan mantener la disciplina y no hagan “trampas” en los tiempos; pues de otra forma, no se podría decir que el método ayuda a ser un 100% productivos.

Muchos de los detractores del método pomodoro consideran que es muy estricto al imponer tiempos de 25 minutos y querer controlar toda la actividad a través de cronómetros o alarmas.

Otras de las ventajas que puede tener el método es que funciona para todo tipo de público, pero muy en especial para los que trabajan de forma individual: programadores, diseñadores, creativos, escritores, estudiantes, entre otros. Si bien, se ha establecido una alternativa para trabajar en equipo denominada “pomodoro a pares” para ayudar en la dinámica cuando dos personas trabajan en un mismo proyecto y objetivo.

Otra de las cosas que el método no tiene en cuenta, es la complejidad para realizar una tarea. Sabemos que hay actividades que necesitan más de 25 minutos e interrumpirla podría hacer que la persona pierda la idea o la concentración en el momento. Además, de presentarse ese escenario donde se necesite mayor tiempo, también sería necesario tomar pausas más prolongadas.

 

¿Cómo aplicar el método?

 

Si llegaste hasta aquí y decides que este es el método que te ayudará a organizar mejor tu tiempo, y, por ende, a ser más productivo, entonces te daremos unos consejos para que puedas aplicarlo con éxito.

  • Mide siempre la cantidad de trabajo: recuerda que al completar 4 pomodoros, habrá pasado un lapso de tiempo de 2 horas, por lo que te sugerimos medir siempre cuántas tareas quieres completar y si te alcanzan las horas de la jornada laboral para completarlas.
  • Aléjate de las distracciones: como mencionamos, este es un método de disciplina, así que evita consultar tu teléfono para cosas no laborales, o navegar por Internet desde tu ordenador u otros dispositivos.
  • Usa los tiempos de descanso: al igual que cumplir con los 25 minutos de trabajo intenso, usa tus tiempos cortos y el break prolongado para que tu mente pueda aceptar el nuevo “hábito de trabajo”.
  • Aprovecha el tiempo que te sobra: Si culminaste las tareas con éxito, aprovecha el tiempo que te sobra para revisarlas, mejorar y aprender nuevas formas de optimizar tu trabajo. Así mismo, puedes hablar con otros compañeros de equipo para que se involucren en la actividad que realizas y en cómo lo haces.

Para seguir aprendiendo y poner en práctica el método Pomodoro, haz clic en el botón de abajo y descargate ya nuestra infografía sobre este método tan interesante!!

{{cta(’79c47bd7-5928-4f4c-96b4-57a84ee3f337′,’justifycenter’)}}

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Ir arriba