Triforma | 2011 agosto
0
archive,date,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

agosto 2011

 
Llevo casi tres meses leyendo y escuchando sobre la nueva recesion que se nos viene encima. Los mercados, y con ellos nuestros gobiernos entran en pánico. Europa se coloca al borde de la quiebra, Estados Unidos pierde su maxima calificación, y parece que con ello se hunde medio mundo y deja al otro medio al borde del colapso.... Sinceramente, todo esto me parece una gigantesca ola de panico, de la que algunos se estan aprovechando muy, pero que muy bien. No nos engañemos: la crisis no es una crisis economica. No se puede desconectar lo que pasa en la economia de lo que pasa en la politica y de la cultura en la que vivimos. Hace mucho, mucho tiempo que vivimos en una crisis, que en mi opinión, ni siquiera es una crisis de valores, sino una crisis "intelectual". Quiza tambien podriamos llamarlo una crisis de "conciencia", aunque con esta palabra no hago referencia al sentido religioso o de fe que se le suele asociar, sino al significado de "psique". Nuestra "psique" colectiva, e individualmente, esta pasando por un enorme proceso de cambio. ¿Y en que consiste ese cambio?..pues sencillamente, en aprender a pensar de un modo diferente.No en tener "pensamientos" diferentes, sino en "pensar" de un modo diferente. Las circunstancias de comienzos del siglo XXI, que obviamente se han ido gestando claramente durante el siglo XX, conforman un escenario radicalmente diferente del escenario en que vivia un hombre, digamos de los años 50 o 60 del siglo pasado.

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.